Recomendaciones en la cocina para protegerse del coronavirus

unnamed (2)

El miedo nunca fue un buen consejero y menos aún cuando es injustificado. El nuevo coronavirus, SARS-CoV-2, que provoca la enfermedad conocida como COVID-19, se ha expandido muy rápidamente por todo el mundo y en Europa hay un brote bastante amplio en Italia. Los profesionales sanitarios repiten una y otra vez que no hay motivos para una alarma social.

No obstante, para mayor tranquilidad, te explicamos en qué consiste este virus y te recomendamos una serie de pautas a seguir en lo que concierne a la alimentación para que te sientas fuerte, san@ y, sobre todo tranquil@.

¿Qué es el coronavirus?

El coronavirus es un virus que se trasmite a través de pequeñas partículas de humedad que salen de la boca o la nariz cuando una persona tose, estornuda o exhala y otras persona inhala esas partículas de humedad o se toca los ojos, boca o nariz después de entrar en contacto con dichas partículas.

Y aunque es difícil que el contagio pueda ser a través de los alimentos, toda precaución es poca y sí nos parece necesario respetar las siguientes consideraciones -algunas muy obvias que nos ha recordado la Organización Mundial de la Salud- en relación con la comida y la cocina para alejar al máximo posible el coronavirus:

Recomendaciones

-Es muy importante que te laves las manos antes, mientras y después de haber manipulado alimentos
-Friega con frecuencia las superficies donde manipules alimentos y los utensilios que uses
-No hay que comer animales enfermos o que hayan muerto por alguna enfermedad, una obviedad, pero no está mal recordarla.
-Evita el consumo de productos animales crudos o poco cocinados
-Se recomienda cocinar por encima de los 70-80 grados para que no sobreviva el virus
-Refrigera la comida a la temperatura adecuada y no la sometas cambios bruscos
-En la nevera conserva los alimentos crudos y los cocinados en espacios diferenciados y en recipientes tapados
-No mantengas un plato cocinado más de 2 horas fuera de la nevera
-Manipula la carne cruda y la leche con cuidado con el fin de evitar la contaminación cruzada entre alimentos crudos y alimentos cocinados
-Pela la fruta y si la vas a lavar, házlo debajo del grifo frotándola bien
-Usa tablas y cuchillos distintos para cortar carnes crudas y alimentos cocinados. Si no dispones de tablas y cuchillo distintos, lávalos siempre, con agua y lavavajillas, cuando cambies de alimento (sea crudo o cocinado).
-Utiliza mejor papel desechable para secarte tanto las manos como los utensilios o lava asiduamente trapos y bayetas.

Este tipo de consideraciones afectan sobre todo a la manipulación y consumo de alimentos pero, si tenemos la poca fortuna de contraer este virus y debemos estar en casa recluidos, es muy importante mantener un estilo de vida saludable. Esto, además de un dieta rica en frutas y verduras, incluye descansar, dormir bien y realizar algo de ejercicio. En estos casos es importante ingerir alimentos que ayuden a reforzar nuestras defensas como el ajo, el jengibre, los cítricos, los frutos secos o el yogur.

Si fumas, es el mejor momento para dejarlo, al igual que moderar el alcohol.

Aunque el dichoso coronavirus no haga acto de presencia, deberías tener en cuenta a diario estas recomendaciones. No son nada complicadas y te ayudarán a mantener unos hábitos de vida saludables.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba