¿Qué es y cómo superar una relación tóxica?

superar-una-relacion-toxica

Cómo superar una relación tóxica

Las relaciones desempeñan un papel fundamental en la vida, influyendo en el bienestar emocional y la felicidad. Sin embargo, no todas las relaciones son beneficiosas. En ocasiones, incluso, es posible encontrarse atrapado en dinámicas perjudiciales que dan lugar a relaciones tóxicas de pareja. Estos vínculos, marcados por el estrés, la ansiedad y el sufrimiento, pueden ser increíblemente complejos. Por esta razón, en Emoción en Ebullición te cuento cómo superar una relación tóxica y cómo desarrollar vínculos sanos.

Qué es una relación tóxica

Antes de abordar cómo superar una relación tóxica, es esencial comprender en qué consisten este tipo de vínculos. Las relaciones tóxicas son dinámicas interpersonales caracterizadas por comportamientos y actitudes negativas y perjudiciales por parte de una o ambas partes

Las relaciones tóxicas pueden tener un impacto profundo y duradero en la salud mental de una o ambas partes, afectar a la autoestima y provocar un trauma emocional. En definitiva, una relación tóxica tiende a causar estrés, ansiedad y sufrimiento en lugar de aportar apoyo y felicidad.

Si bien las relaciones tóxicas a menudo se relacionan con la pareja, estas también pueden darse entre amigos, familiares y compañeros de trabajo. Sea como sea, las relaciones tóxicas tienen en común las siguientes características:

  • Comunicación deficiente. En una relación tóxica, la comunicación suele ser ineficaz o agresiva. Las personas que forman parte del vínculo pueden hablar de forma hiriente, ignorar los sentimientos del otro o no expresar sus pensamientos y emociones con claridad.
  • Control excesivo. Una de las partes de la relación suele ejercer un control excesivo sobre la otra, limitando su independencia y autonomía. Esto puede manifestarse a través de celos, desconfianza y reglas restrictivas.
  • Manipulación emocional. En una relación tóxica, una de las partes puede usar técnicas manipuladoras para conseguir lo que quiere. Esto puede incluir desde el uso de la culpa y el chantaje emocional hasta la victimización.
  • Faltas de respeto y empatía. Las relaciones tóxicas carecen de respeto mutuo y empatía, pues ambas partes no tienen en cuenta el bienestar del otro.
  • Desequilibrio de poder. En estas relaciones, a menudo una parte domina a la otra. Esto puede manifestarse a nivel económico, en una toma de decisiones unilateral o en una falta de igualdad en la relación.
  • Abuso verbal o físico. En algunos casos, las relaciones tóxicas pueden incluir abuso verbal y/o físico. Este es un signo extremadamente grave en cualquier vínculo y requiere atención profesional inmediata.

Recuerda que una relación no necesita mostrar todos estos indicadores para que sea considerada tóxica: un solo aspecto perjudicial en la relación puede ser suficiente para considerarla dañina y requerir sesiones de terapia o sesiones de terapia de pareja que pongan fin al sufrimiento.

Cómo salir de una relación tóxica

Superar una relación tóxica es un proceso desafiante, pero fundamental para recuperar tu salud mental y emocional. Estos son algunos pasos que puedes seguir si te preguntas cómo salir de una relación tóxica.

Reconoce la toxicidad

El primer paso para superar una relación tóxica es reconocer que esta es perjudicial. Este es el primer paso y el más complejo, ya que, a menudo, quienes forman parte de estos vínculos tienden a minimizar o justificar el comportamiento dañino de la otra persona. Sin embargo, es crucial ser honesto con uno mismo y admitir que la relación no es positiva.

Busca apoyo

Hablar con amigos, familiares o un terapeuta de confianza puede ser fundamental en el proceso de superar una relación tóxica. De hecho, el apoyo social es esencial para salir de este tipo de vínculos, ya que proporciona una red de seguridad emocional y una perspectiva objetiva y diferente sobre la situación.

Establece límites

Una vez hayas reconocido la toxicidad de la relación, es importante establecer límites claros. Así que comunica tus necesidades a la otra persona y asegúrate de mantener tu palabra.

Planifica la separación

Si finalmente decides que lo mejor es poner fin a la relación, es importante planificar este paso con cuidado, especialmente si existe la posibilidad de abuso físico o emocional. Durante este proceso, asegúrate de contar con el apoyo de amigos o familiares.

Mantén la distancia

Una vez hayas dejado la relación tóxica, es fundamental mantener la distancia. Bloquea o elimina el contacto con la otra persona si es necesario, al menos durante un tiempo. Esto te dará la oportunidad de sanar y ganar claridad.

Enfrenta y acepta tus emociones

Después de salir de una relación tóxica, es normal experimentar una amplia variedad de emociones, como alivio, tristeza, ira y confusión. Permítete sentir estas emociones y busca el apoyo que necesites para procesarlas de forma saludable.

Prioriza tu bienestar

Para superar una relación tóxica con éxito, enfócate en cuidar de tu salud física y mental ya sea haciendo ejercicio o durmiendo lo suficiente. Cuanto mejor cuides de ti mismo, más fuerte serás a nivel emocional y mejor equipado estarás para lidiar con la relación tóxica.

Reflexiona sobre tus elecciones

Cuando tu estado psicológico mejore, tómate el tiempo para reflexionar sobre cómo llegaste o cómo se desarrolló esta relación tóxica. Comprender tus motivaciones y patrones de comportamiento puede ayudarte a evitar relaciones similares en el futuro.

Considera ir a terapia

La terapia puede ser una herramienta valiosa para superar una relación tóxica. Al fin y al cabo, un profesional puede ayudarte a comprender tus emociones, proporcionarte estrategias para lidiar con la situación y apoyarte en la toma de decisiones difíciles.

Aprende y crece

Por último, utiliza esta experiencia como una oportunidad para crecer y aprender. Reflexiona sobre lo que has aprendido acerca de ti mismo y tus necesidades en una relación. Esto no solo te ayudará a evitar relaciones tóxicas en el futuro, sino también a construir relaciones más saludables.

Te recomendamos que leas también el artículo que habla sobre secuelas de una relación tóxica.

Superar una relación tóxica puede ser un proceso largo y desafiante, pero es esencial para recuperar tu bienestar emocional. Por esta razón, es importante conocer qué es una relación tóxica y cómo dejarla. Recuerda que mereces una relación que te haga sentir amado, respetado y valorado, así que no tengas miedo de buscar ayuda y apoyo en el camino.

También te puede interesar
tipos de terapia para la ansiedad
Tipos de terapia para la ansiedad

La ansiedad es una experiencia común, pero cuando se vuelve abrumadora y persistente, buscar ayuda profesional es una decisión valiente. La terapia es una herramienta

Scroll al inicio
WhatsApp Image 2021-11-22 at 13.15.37
Abrir chat
Hola, soy Rebecca. ¡Bienvenido/a a Emoción en Ebullición! ¿Cómo puedo ayudarte? Muchas gracias por contactarme!