Día Mundial contra el Cáncer: conoce los alimentos urgentes en tu dieta para prevenir este mal

MKS5PN26J5GEJIBU5ZNP6ZMPBM

¿Cuánto de lo que comemos puede estar dañando nuestro organismo? Los nutricionistas están de acuerdo en que un cambio en los hábitos alimenticios puede ser la gran diferencia entre estar sano o enfermo. A propósito del Día Mundial contra el Cáncer, conoce los alimentos cuyas propiedades los convierten en grandes aliados contra este mal.

ALCACHOFAS Y ESPÁRRAGOS

Distintos estudios han evidenciado que las personas que consumen con frecuencia alcachofas y espárragos (dos a tres veces por semana) tienen un menor riesgo de presentar cáncer de mama. Estudios similares determinaron que debido a la presencia de apigenina y luteolina estos alimentos evitan la proliferación de células cancerígenas.

AJO

Por su alto contenido de alicina, el ajo y el kion ayudan a mantener una buena salud hepática. A la alicina se le atribuyen efectos antibióticos naturales.

TOMATE

Es fuente de salud. Reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, purifica el hígado, reduce el colesterol y, además, contiene grandes cantidades de licopeno, un fitoquímico responsable de su coloración rojiza, y de su capacidad para prevenir el cáncer de próstata.

CÍTRICOS

Cítricos como la naranja, el limón o el pomelo. Contienen importantes cantidades de alcaloides que inhiben la unión al ADN de agentes cancerígenos como el benzopireno. Las naranjas, además, contienen terpenos, asociados, según la AECC, a la prevención de algunos tipos de cáncer.

ARÁNDANOS Y UVAS

El resveratrol es un antioxidante muy conocido que se encuentra en arándanos y uvas, y que impide el daño oxidativo del ADN.

FRUTOS SECOS

Consumir frutos secos como las castañas y las almendras no solo ayuda a mantener una buena digestión. Se ha comprobado que, en casos de cáncer de colon, ayuda a mejorar la respuesta que tienen los pacientes cuando realizan quimio y radioterapia.

SETAS

Setas, como las asiáticas maïtake, shitake, enoki o reishi, pero también nuestro tradicional níscalo, contienen lentinan, un fitoquímico que estimula el sistema inmunitario. Experimentalmente, se ha demostrado en cultivo que inhiben el crecimiento de sarcomas por el aumento de la respuesta inmune.

VINO

Mantiene con el cáncer una compleja relación. La comunidad médica y la AECC recomiendan reducir el consumo de alcohol. Pero el vino contiene etanol y polifenoles, que ayudan a mantener una buena salud cardiovascular, así como resveratrol, que reduce el riesgo de padecer tumores intestinales. La clave es la moderación, un vaso al día.

MANGO

Se ha encontrado que el mango es rico en una sustancia llamada manguiferina, que nos ayuda en casos de cáncer de mama.

PESCADO AZUL

El salmón y otros pescados azules como la trucha, la caballa o la sardina son ricos en vitamina D, selenio y ácidos grasos poliinsaturados omega 3 que inhiben los radicales libres, intervienen en el metabolismo de los estrógenos y disminuyen la proliferación celular, por lo que son buenos aliados contra el cáncer de colon, próstata y mama.

MAÍZ

El maíz contiene antocianinas, antioxidante que evita que nuestro ADN se degrade producto del alcohol y el cigarro. Además, previene el cáncer de mama.

ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA

El oro líquido de la dieta mediterránea contiene vitamina E y D, así como polifenoles, con propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. El ambicioso estudio Predimed (Prevención con Dieta Mediterránea), llevado a cabo durante doce años, concluyó que las mujeres que toman cuatro cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra al día ven reducido hasta un 68% el riesgo de desarrollar un cáncer de mama.

SANDÍA

La quercetina es un poderoso antioxidante natural de nuestro organismo y se encuentra en frutos rojos como la granada, la sandía, la tuna y la uva roja. Diferentes estudios señalan que su consumo es beneficioso en casos de cáncer de próstata.

ESPINACAS

Son de hoja verde y, por tanto, ricas en vitamina E, magnesio y también saponinas, cuyas propiedades antitumorales derivan de inducir a la destrucción directa de células cancerosas y tienen efecto inmunomodulador. 15. Orégano. Es rico en fenoles, cumarinas, lactonas y, especialmente, carvacrol, un fitoquímico que, según se ha estudiado, induce a la muerte en las células tumorales del cáncer de próstata.

ZANAHORIAS Y MELOCOTONES

Son una importante fuente de betacarotenos, un fitoquímico que ayuda en la prevención del cáncer de pulmón en personas no fumadoras. En el caso del melocotón, además, la Universidad de Texas, en Estados Unidos, está estudiando la capacidad de alguno de sus compuestos de combatir las células cancerígenas de forma selectiva, sin atacar a las células normales.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba