CREMA DE CALABAZA Y JENGIBRE

Esta receta te encantará por dos motivos: primero, porque es ideal para combatir el frío, y segundo, porque es una manera apetitosa de disfrutar de la hortaliza estrella del otoño. Bon appétit!

Ingredientes:

– 750 gramos de calabaza
– 2 patatas medianas
– 1 puerro
– Mantequilla
– 250 ml de caldo vegetal
– 1 bote de 150 ml nata para cocinar
– 3-4 cucharadas de aceite de oliva virgen
– Jengibre molido al gusto
– Pimienta molida blanca al gusto
– Picatostes (opcional para los celíacos)
– Sal

Elaboración:

Preparamos los picatostes para ponerlos por encima una vez tengamos la crema de calabaza con jengibre lista. Para ello cortamos un par de rebanadas de pan y hacemos dados pequeños. Ponemos una sartén con aceite y freímos. Sacamos y reservamos en papel absorbente.

Pelamos y troceamos las verduras, incluídas las patatas. No hace falta que nos esmeremos ya que vamos a cocerlas y luego triturar. Reservamos. Si os gustan otras variantes de crema de calabaza puedes mirar esta otra versión de crema de calabaza con naranja que está espectacular.

En una olla echamos tres o cuatro cucharadas de aceite de oliva virgen extra y una cucharada de mantequilla.

Cuando el aceite está a temperatura media y la mantequilla derretida, agregamos las verduras dejamos pochar unos minutos.

Añadimos media cucharadita de jengibre, sal y un poco de pimienta blanca molida. No os paséis con las cantidades y si os gusta con un sabor más intenso podéis agregar más adelante.

A continuación, añadimos el caldo de verduras. Si no tenéis podéis utilizar media pastilla de caldo o un vaso de agua. Añadir el caldo o el agua calientes, así no bajará la temperatura y hervirá antes.

Dejamos unos quince a veinte minutos hasta que se pongan los ingredientes tiernos y apartamos. Añadimos la nata y trituramos con la batidora y pasamos por un colador o chino. Así dejaremos muy fina la crema.

Rectificamos de sal si hace falta. Presentamos bien caliente con un chorrito de nata para cocinar por encima y los picatostes (en caso de no ser intolerantes al gluten) que teníamos reservados.Veréis cómo no se resiste nadie a nuestra crema de calabaza con jengibre. Bon appétit!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Ir arriba